domingo, 4 de octubre de 2009

Los retos de Carlos García

Fuente http://www.blogmagallanes.com

Fuente http://www.blogmagallanes.com

Desde la eliminación de los Navegantes del Magallanes en la campaña 2007-2008, pensé en dos posibles candidatos para dirigir a los bucaneros en el campeonato siguiente por sus actuaciones como peloteros de los filibusteros en la década de los noventas, las alegrías que le dieron a la fanaticada turca y lo que representaron para la misma durante esos años.

Y los nombres fueron los de Carlos García y Clemente Álvarez. El último se encargó del equipo en los últimos partidos de la temporada 07-08, tras el despido de Alfredo Pedrique. Debo confesar que creía que la directiva magallanera le daría la oportunidad a Álvarez para la 2008-2009 a pesar de su falta de experiencia como manager.

Lo cierto es que no fue así a pesar de que estaba en la lista de posibilidades al igual que García, quien declaró al diario deportivo venezolano Líder, a principios de 2008, que estaba listo para dirigir al Magallanes, pero la llamada no llegaría sino hasta marzo 2009 porque la gerencia se decantó por Nick Leyva para la zafra 08-09 y ya conocen los resultados.

De Carlos García recuerdo su forma de jugar y la intensidad con la que lo hacia, en especial en el corrido de bases, también como un hombre familiar y conversador de acuerdo al trato que tenía con un niño que supongo es su hijo en el dogout de tercera del universitario antes de los juegos. Otros dicen que es de mal carácter.

Lo que me preocupó desde la designación de García como nuevo timonel de la nave, fue su salida de los de Cabriales en sus tiempos de jugador con una supuesta enemistad con la directiva y el tiempo que ha pasado alejado del conjunto y su falta de experiencia como estratega en la pelota venezolana.

Pero me pareció acertado su nombramiento por lo escrito en el primer párrafo y porque fue firmado, formado y figura de la divisa que inicio un proceso de restructuración casi a finales de los ochentas, porque los devolvió a una final luego de catorce años y les dio un campeonato tras quince años sin lograrlo.

Porque tal vez pueda inspirar a jóvenes como él a finales de los años ochenta, a un equipo en reconstrucción y que no clasifica al round robin ni llega a una final desde la 2006-2007 y no gana un título desde la 01-02, pero teniendo los siguientes retos:

  • Que no lo vean como el manager amigo, que fue compañero de equipo.
  • Ganarse el respeto de sus dirigidos tanto de noveles como veteranos.
  • Dirigir al equipo más antiguo del béisbol venezolano y devolverlo al menos a la post temporada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada